Peste negra: la enfermedad continúa propagándose rápidamente por toda África. Los países afectados incluyen Sudáfrica, Mozambique, Tanzania, Kenia, Etiopía, Comoras, Seychelles, Mauricio y Reunión.