El líder de Corea del Norte parece estar listo para reunirse con la élite globalista. Es un intento desesperado por detener el estallido de la Tercera Guerra Mundial,