La OMS, que ha estado trabajando junto al Ministerio de Salud de Madagascar, encontró que 231 personas ya han sido infectadas con la peste.