El setenta por ciento de la población alemana, aproximadamente 58 millones de personas, ahora está en riesgo de infectarse con el mortal coronavirus, advierte la canciller Angela Merkel.