La reocupación de la ONU surge porque los conflictos y la violencia en curso tienen consecuencias humanitarias devastadoras. Los conflictos obstaculizan una respuesta humanitaria eficaz, a corto, mediano