Investigadores alemanes han descubierto perturbadores endocrinos (EDC) en 18 productos de agua embotellada diferentes. Estos podrían afectar negativamente sobre todo al desarrollo y la reproducción. De los 24.520 químicos sospechosos