El 2 de octubre, el periodista del Washington Post Jamal Khashoggi fue secuestrado en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía. Khashoggi descubrió que multimillonarios saudíes eran