El miércoles 2 de junio, la aplicación de redes sociales TikTok cambió silenciosamente su política de privacidad en los Estados Unidos para permitirse recopilar datos biométricos de sus