Steyn descubrió fue el fraude y el engaño de los propagandistas del cambio climático que compiló en un libro titulado: “Una vergüenza para la profesión”.