Implantes: el gobierno británico se ha visto obligado a admitir que los metales tóxicos encontrados en los implantes de reemplazo de cadera, aumentan el riesgo de que un