Llevar una dieta saludable es clave para regular la presión arterial.