Los científicos han advertido que podría haber un gran aumento en el número de terremotos devastadores en todo el mundo el próximo año.  Creen que las variaciones en