Hong Perez alega que la compañía sueca discriminó sistemáticamente a las empleadas.