La OMS emitió una advertencia urgente a los países del mundo, instando a las naciones a "estar preparados para un brote interno" del coronavirus.