Esta investigación estuvo a cargo del biólogo alemán Olaf Kruse.