Existen muy buenas razones por las que las tribus nativas americanas no miren los eclipses solares o lunares. Esta creencia ha estado arraigada por muchos siglos en la