Vida: El peso del alma: concluyó que el alma humana pesa 21 gramos

El hombre que pesó el alma de las personas

Spread the love

A principios de 1900, un médico llamado Duncan MacDougall realizó un experimento con el que pesó del alma.

Estableció un experimento único y macabro en el que pesaba las almas de los pacientes con enfermedades terminales, en el mismo momento de su muerte.

El-peso-del-alma El hombre que pesó el alma de las personas

 

Lo hizo colocando sus camas con un conjunto de balanzas sensibles. Luego le pidió a los pacientes que se acostaran en la cama durante sus últimos momentos de vida. Él registró la hora exacta de cada muerte y la cantidad exacta de tiempo que el paciente pasó en la cama.

También registró el cambio en el peso que ocurrió alrededor del momento de la muerte. Concluyó que el alma humana pesa 21 gramos.

Un año en el centro de atención

Los resultados del estudio de MacDougall aparecieron en The New York Times en marzo de 1907. El artículo desencadenó un debate entre MacDougall y el médico Augustus P. Clarke. Clarke señaló que en el momento de la muerte, los pulmones dejan de enfriar la sangre. Esto provoca que la temperatura del cuerpo aumente ligeramente, lo que hace que la piel sude.

alma_duncan El hombre que pesó el alma de las personas

 

Esto explica los 21 gramos que faltan del Dr. MacDougall

MacDougall devolvió el fuego en el próximo número, argumentando que la circulación cesa en el momento de la muerte. La piel no se calentará por el aumento de la temperatura. El debate se prolongó hasta finales de 1907. Recogió seguidores en ambos lados en el camino.

Durante cuatro años, todo estaba tranquilo en el frente de MacDougall, pero en 1911 adornaba la portada de The New York Time con un anuncio de que había subido la apuesta. Esta vez, no estaría pesando el alma humana, la fotografiaría en el momento en el que sale del cuerpo.

alma_peso_21 El hombre que pesó el alma de las personas

 

Expresó su preocupación de que «la sustancia del alma podría volverse demasiado agitada» para ser fotografiada en el momento de la muerte. Pero logró realizar una docena de experimentos en los que fotografió «una luz similar a la del éter interestelar», en los alrededores cráneos de los pacientes en el momento en que murieron.

alma_peso El hombre que pesó el alma de las personas

 

MacDougall mismo falleció en el éter interestelar en 1920

Dejó atrás una pequeña banda de fervientes seguidores. También dejó atrás un grupo mucho más grande de médicos, que parecían incrédulos de que esta farsa hubiera durado tanto tiempo.

Los miembros del público se establecieron de un lado o del otro y la discusión cayó fuera del radar. Excepto que en realidad nunca lo hizo, al menos no del todo.