Considere llevar un desinfectante en vuelo: un estudio encontró que el agua de las principales aerolíneas está contaminada con bacterias que causan enfermedades.