Longevos: las personas religiosas viven más tiempo que los no creyentes, según un estudio reciente de obituarios en todo Estados Unidos. Laura E. Wallace de la Universidad Estatal