El costo de quimioterapia es muy alto, además de destruir el sistema inmunológico. Es una cura que suele ser peor que la enfermedad. La radiación altera el ADN.