España ha registrado 209 muertes por COVID-19 en 24 horas. Su número de muertos ha aumentado en un 30 por ciento debido a este número récord de muertes.