El fabricante estadounidense de medicamentos Merck abandonó su oferta para desarrollar una vacuna contra el coronavirus de Wuhan. La firma anunció el cese de su programa de vacuna