La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) está investigando los últimos avistamientos ovni para profundizar su comprensión de cuáles son estos fenómenos inexplicables.