Investigadores de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) utilizaron con éxito el láser para enfriar la antimateria hasta casi el cero absoluto.  La antimateria enfriada alcanzó temperaturas de