Urano fue descubierto en 1781 podría haber sido causado por la presencia de otro planeta aún no descubierto. De hecho, ese fue el caso en 1846 cuando Neptuno