Según los científicos, nuestro sol se ha bloqueado, lo que podría causar un clima helado, terremotos y hambruna.