Amazon ha estado infiltrándose ilegalmente en un sistema de correo electrónico interno de eBay, durante 3 años.