La garrapata Longhorned, normalmente originaria de Asia oriental, fue descubierta en el oeste de Carolina del Norte a lo largo de la frontera de Carolina del Sur.