Las densidades vibratorias de todos los objetos físicos, muestran que en un sentido muy real, la realidad física que encapsula la experiencia humana, no es más que un