Una imagen vale más que mil palabras, pero ¿un solo fotograma de una película de 16 mm se subasta a $ 1 millón de dólares? Esa es la