Los huevos frescos son un ingrediente versátil y una rica fuente de proteínas. Puede servirlos solos para el desayuno o usarlos para hacer varios productos horneados.