Dos plantas en el Reino Unido de fertilizantes para plantas, han cerrado, supuestamente debido a una «crisis energética». La inflación ha provocado que el precio del gas natural