Un nuevo estudio revisado por pares publicado en el Journal of Medical Virology descubrió que uno de los horribles mecanismos de muerte para el coronavirus de Wuhan (CoVid-19) involucra a sus peores