Los vehículos eléctricos de hoy están lejos de ser perfectos, y uno de sus mayores puntos débiles son sus baterías. Se espera que las baterías en estado sólido más