La viruela podría reaparecer después de que fueran desenterrados accidentalmente en Siberia, cadáveres antiguos portadores del virus.