add share buttonsSoftshare button powered by web designing, website development company in India

¿Pueden los efectos inmunoestimulantes de la vitamina C ayudar a combatir el COVID-19?

Mientras los científicos continúan encontrando posibles curas para el coronavirus de Wuhan (COVID-19), numerosas soluciones alternativas para la enfermedad han comenzado a surgir. 

Cada vez más personas comienzan a tomar el asunto en sus propias manos en un intento por protegerse de la enfermedad, desde tomar suplementos vitamínicos hasta desinfectar sus hogares con lámparas ultravioleta.

La vitamina C: sus efectos ayudan a combatir el COVID-19

La vitamina C, también llamada ácido L-ascórbico, es una vitamina soluble en agua que respalda una serie de procesos celulares importantes, incluidos el crecimiento celular, la reparación de tejidos, el metabolismo de las proteínas y la circulación sanguínea.

También es aclamado por sus efectos beneficiosos bien documentados sobre las funciones inmunes. Una revisión reciente publicada en Nutrients estableció que la vitamina C fortalece las células y los tejidos contra los patógenos y estimula la producción de anticuerpos y glóbulos blancos que combaten enfermedades. Por estas razones, la vitamina C contribuye en gran medida a las defensas inmunes naturales del cuerpo.

La vitamina C: sus efectos ayudan a combatir el COVID-19

Otra revisión reciente en  Nutrients proporcionó evidencia de que la administración oral de vitamina C a pacientes colocados en unidades de cuidados intensivos (UCI) redujo la duración del tiempo prescrito allí.

La vitamina C como tratamiento potencial para COVID-19

Un informe reciente de Northwell Health, el proveedor de atención médica más grande de Nueva York, arrojó más luz sobre el potencial inmunológico y curativo de la vitamina C.

Bajo la guía de Andrew Weber, un especialista en cuidados críticos afiliado a dos instalaciones de Northwell Health, los equipos médicos administraron a pacientes enfermos con COVID-19 1.500 mg de vitamina C por inyección intravenosa de tres a cuatro veces al día.

Weber informó que los pacientes que recibieron vitamina C mostraron más signos de mejoría que aquellos que no recibieron la vitamina.

La vitamina C: sus efectos ayudan a combatir el COVID-19

El equipo observó que los niveles de vitamina C disminuyeron en pacientes con COVID-19 que experimentaron sepsis, una afección potencialmente mortal que ocurre cuando el sistema inmunitario reacciona de forma exagerada a una infección. La sepsis a menudo desencadena cambios que pueden dañar múltiples órganos y afectar los procesos celulares vitales.

La disminución dramática en los niveles de vitamina C de los pacientes es lo que llevó a Weber y su equipo a administrar la vitamina en primer lugar. Dicho esto, Weber agregó que su tratamiento imitaba los tratamientos experimentales para pacientes con COVID-19 en Shanghai, China, donde las ventas de suplementos de vitamina C están en aumento.

La vitamina C: sus efectos ayudan a combatir el COVID-19

Aunque la vitamina C pareció ayudar en gran medida a aliviar complicaciones graves debido a COVID-19, también se debe tener en cuenta que la dosis que utilizaron Weber y su equipo es más de 16 veces la cantidad recomendada de vitamina C según los Institutos Nacionales de Salud  (NIH) directrices.

En aras de la comparación, la cantidad recomendada de vitamina C es de 90 mg para hombres adultos y 75 mg para mujeres adultas.

La vitamina C: sus efectos ayudan a combatir el COVID-19

En circunstancias normales, tomar altas dosis de vitamina C puede causar efectos secundarios adversos, como náuseas, diarrea, hinchazón y calambres abdominales. En casos severos, demasiada vitamina C puede conducir a desequilibrios de nutrientes, espolones óseos y daño hepático.

Consulte con un profesional de la salud antes de tomar suplementos de vitamina C para una infección o enfermedad grave.

Fuentes alimenticias de vitamina C

A diferencia de la mayoría de los animales, los humanos no pueden crear su propia vitamina C. Por esta razón, dependemos de alimentos ricos en vitamina C para mantener niveles adecuados de este nutriente.

Las frutas cítricas son quizás uno de los alimentos ricos en vitamina C más populares, y por una buena razón. Una naranja de tamaño mediano  contiene 70 mg de la vitamina, que representa el 78 por ciento de la ingesta recomendada de la persona promedio.

 También se sabe que las verduras como la col rizada, las espinacas, el brócoli y las coles de Bruselas contienen cantidades considerables de vitamina C.

La vitamina C: sus efectos ayudan a combatir el COVID-19

Incorpórelos a una dieta equilibrada rica en otros nutrientes esenciales para maximizar sus beneficios. Su proveedor de atención médica también podría recetarle suplementos si tiene deficiencias nutricionales graves.

La vitamina C es un nutriente esencial conocido por proporcionar una serie de beneficios para la salud. Como muestran estudios e informes recientes, la vitamina C podría ser un tratamiento viable para las complicaciones graves asociadas con COVID-19 debido a sus efectos de estimulación inmunológica.

Tags

la vitamina c es buena para la piel, la vitamina c previene el coronavirus.

cuanto dura la vitamina c en el cuerpo.

92 / 100 Puntuación SEO
loading...
Orbes Argentina ofrece las últimas novedades científicas y artículos sobre tecnología, salud, medicina, ingeniería, computadoras, psicología, biología, medio ambiente, clima, química, espacio, planetas, ciencia espacial, política, cambio climático y misterio. Trabajos científicos de investigación. y Universidades del mundo.

Añadir un comentario