La obesidad infantil empeora por la cuarentena

Investigadores estadounidenses descubrieron que los niños obesos en Italia participaban en menos actividad física mientras comían más comida chatarra y miraban más televisión mientras se aplicaban medidas de distanciamiento social para detener COVID-19. Los bloqueos también interrumpieron la actividad del sueño, permitiendo que estos niños duerman más que cuando tenían que ir a la escuela.